Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 9 el Vie Abr 22, 2011 8:20 pm.








Últimos temas
» buenas ya he llegadooo
Lun Nov 21, 2011 7:49 am por Bolena

» #Confieso que...
Sáb Abr 30, 2011 7:02 pm por Louis XVI

» De visita [Francis]
Miér Abr 27, 2011 11:43 pm por Francis Dubois

» This is my life ~ Anastasia Hanley
Miér Abr 27, 2011 6:59 pm por Anastasia Hanley

» Sabes que el placer siempre será mio [Elizabeth Tudor]
Miér Abr 27, 2011 4:29 am por Francis Dubois

» Marie Antoinette♥ •# disign!
Mar Abr 26, 2011 5:20 pm por Elizabeth Tudor

» Anastasia Hanley
Mar Abr 26, 2011 5:17 pm por Marie Antoinette

» Marie A n t o i n e t t e # Born as a princess, died as the last queen.
Lun Abr 25, 2011 10:13 pm por Marie Antoinette

» la historia esta en mis venas y no puedo ocultarlo.
Lun Abr 25, 2011 9:35 pm por Briana Von Spitsenverg



Creative Commons License.
Copyright © 2011 Royalty Rush


El Contenido, Diseño e Imagenes de Royalty Rush© son propiedad del Foro y nos Reservamos el Derecho para la Distribución de estos, por lo cual cada historia, imagen, firma etc es propiedad de este foro exclusivamente. Royalty Rush 2011.
Derechos Reservados © Royalty Rush 2011.
(Derechos Reservados ©)



María Antonieta de Austria.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

María Antonieta de Austria.

Mensaje por Marie Antoinette el Vie Abr 22, 2011 5:43 am

Marie Antoinette de Austria.



Perfil General

Nombre completo:
Marie Antoinette Josepha Johanna Von Habsburg-Lothringen.
Estatus:

Realeza.
Raza:
Humano



Perfil Personal
Lugar de Nacimiento:
Viena, Austria.
Aspecto físico:
Fue admirada por su belleza, copiada por sus extravagantes peinados, joyas y vestidos que imponían la moda en la nobleza francesa.
Las mujeres seguían un mismo canon de belleza: Los peinados eran exagerados en altura y volumen, llenos de complementos (joyas, plumas, lazos, encajes, cestas de frutas, embarcaciones, castillos…) en definitiva cualquier elemento que les hicieran destacar entre las demás.Usaba grandes peinados que empolvaba con polvo de arroz, harina, etc.
Los lunares postizos los llevaban para disimular las marcas producidas por la viruela, creando de esta forma un silencioso lenguaje de coqueteo. Se dibujaban o realizaban de tejidos como la seda o el terciopelo negro, podían ser de diferentes formas: corazones, tréboles… La piel blanca de la nobleza era característica de la época, a diferencia de la tez tostada del pueblo. Llamaba la atención el tono del colorete que lo llevaban en tonos rojizos, de forma redondeada y altos, sobre los pómulos.
Los labios los empequeñecían y los perfilaban en forma de corazón
Spoiler:
Rasgos psicológicos:
Desde su nacimiento en 1755, María Antonieta Josefa Ana de Austria, más conocida como María Antonieta de Austria, había vivido sumergida en la suntuosidad de la corte vienesa, rodeada de atenciones y ternura. Su padre, el emperador Francisco I, la adoraba. La emperatriz María Teresa, como el país entero, estaba embelesada con su hija y no podía negarle ningún capricho. Sus dos diversiones preferidas eran jugar con sus numerosos hermanos por los jardines del palacio de Schoenbrunn y esconderse de sus maestros. El compositor Gluck apenas consiguió hacer de ella una ejecutante mediocre de clavecín, y sus profesores de idiomas sólo lograron que hablara francés bastante mal y que se expresara en alemán correctamente, pero nunca pudieron enseñarle ortografía, porque la princesa se ponía triste y los desarmaba con encantadores mohínes.
Sus faltas, exageradas por la opinión pública y consideradas como ejemplo vivo del desenfreno de la corte, no fueron otras que su desprecio a la etiqueta francesa, sus extravagancias y la constante búsqueda de placeres en el fastuoso grupo del conde de Artois, así como sus caprichosas interferencias en los asuntos de Estado para encumbrar a sus favoritas. Derrochadora, imprudente y burlona, la prensa clandestina comenzó a pintarla como un ser depravado y vendido a los intereses de la casa de Austria. La calumnia salpicaba su trono, siendo exagerada hasta el paroxismo por los libelos de la Revolución. Según los panfletos, la lista de sus amantes era interminable y sus excesos dignos de una Mesalina. Pronto fue conocida entre el pueblo con el despectivo mote de "la austríaca".
La joven María Antonieta no se preocupaba demasiado por los estudios y era algo despistada y perezosa aunque rebosaba de gracia y alegría. Fue su madre quien se encargó de que fuese educada para ser reina y la hizo recibir clases de canto, baile, clave, dicción y lengua y literatura francesas.
Su matrimonio con el delfín de Francia, Luis XVI, fue concertado cuando María Antonieta tenía doce años y se celebró dos años más tarde en Versalles.
Al hacer su entrada en París, la pareja fue recibida con vítores y alabanzas del pueblo y pronto, la vida de la capital deslumbró a María Antonieta que iba a la ciudad a menudo, muchas veces, de noche, acompañada por sus cuñados en busca de diversión mientras su esposo, generalmente, prefería quedarse en casa. En 1774, tras la muerte del rey Luis XV, Luis XVI y su esposa María Antonieta fueron coronados reyes de Francia y de Navarra.
Estos nuevos monarcas creaban esperanzas para el pobre pueblo de Francia que esperaba la llegada del bienestar, pero estaban equivocados.
Los nuevos reyes no se preocuparon demasiado de sus súbditos pues el nuevo rey, aunque tenía buena voluntad, carecía de iniciativa y de la inteligencia necesarias para su cargo y lo más atractivo para él era la caza.
Por otro lado, María Antonieta, vanidosa y perezosa, hacía caso omiso a los consejos de su madre y no solo no se preocupaba por los asuntos de Estado, sino que no le importaban demasiado y se dedicaba enteramente a "su mundo": vestidos, peinados, fiestas...
La joven reina, caprichosa y despreocupada despilfarraba el dinero en sus caprichos y en los de sus amigos e incluso se dice que tuvo un romance con el conde sueco Hans Axel de Fersen.
Historia:
Spoiler:
Hija del emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Francisco I, gran duque de Toscana y de su esposa María Teresa I, archiduquesa de Austria, reina de Hungría y reina de Bohemia, nació el 2 de noviembre de 1755. Es la decimoquinta y penúltima hija de la pareja imperial. De ella se encargan las ayas, gobernantas de la familia real (Mme de Brandeiss y la severa Mme de Lerchenfeld), bajo la estricta supervisión de la Emperatriz, que tiene ideas muy básicas sobre la educación de los hijos: higiene severa, régimen estricto y fortalecimiento del cuerpo. Pasa su infancia entre los palacios de Hofburg y Schönbrunn, en Viena.
La emperatriz ya se esfuerza por casar a su hija con el mayor de los nietos del rey Luis XV,el Delfín (Dauphin en francés) Luis Augusto y futuro Luis XVI, que tiene, más o menos, la misma edad que ella. Al mismo tiempo María Teresa I acaricia la idea de unir a otra de sus hijas, Isabel, con el viejo Luís XV. Se trata de sellar la alianza franco-austríaca nacida de la famosa «caída de las alianzas» concretada en 1756 por el tratado de Versalles, con el fin de neutralizar la ascensión de Prusia y la expansión de Inglaterra.

Cuando María Antonieta tiene 13 años, la emperatriz, vieja dama y viuda, se interesa más por su educación con el fin de casarla. La archiduquesa toma lecciones de clave con Gluck y de baile (francés) con Noverre. Cuando su madre elige, además, a dos actores para darle clases de dicción y de canto, el embajador francés protesta oficialmente (los actores pasan entonces por ser personajes poco recomendables). María Teresa I le pide entonces que nombre a un preceptor aceptado por la corona de Francia. Será el abad de Vermond, admirador del Siglo de las luces y aficionado a las Bellas Artes que, enviado a la corte imperial, iba a reparar las lagunas en la educación de la joven Archiduquesa y comenzar a prepararla para sus futuras funciones.

El 13 de junio de 1769, el marqués de Durfort, embajador de Francia en Viena, realiza la petición de mano para el Delfín. María Teresa I acepta de inmediato. En Francia el partido devoto, hostil por la caída de las alianzas llevada a cabo por el duque de Choiseul en favor del enemigo sempiterno, llama ya a la futura Delfina "la Austríaca", sobrenombre que le había sido dado por las hijas del rey Luis XV.



Etc.
Orientación sexual:
Bisexual.
Gustos&Disgustos:
+ Los dulces.
+ Las fiestas.
+ Dormir, comer, bromear.
- Las responsabilidades.
- Que le hablen de política.
- La gente seria.
Pseudónimos/apodos:
María Antonieta de Austria.
Otros datos:
Fue apresada y juzgada sin tener un juicio justo, la guillotinaron el 16 de Octubre de 1793, en París.
María Antonieta llevó una vida muy opulenta, desordenada, llena de excesos e interminables fiestas, que la pusieron en boca de todos, levantando envidias y enemistades.
Los labios los empequeñecían y los perfilaban en forma de corazón.

_________________
Marie A n t o i n e t t e josepha johanna von habsburg~lothringen.
{¡Qué coman p a s t e l e s!}


Estudiame & ¡Entra a mi vida!
avatar
Marie Antoinette
Humano
Humano

Femenino
Mensajes : 55
Puntos : 92
Reputación : 0
Edad : 262
Localización : En tu ropa interior.
Empleo /Ocio : ¿Ocio? ¡Muchísimo!
Humor : Hehe.

Ver perfil de usuario http://royaltyrush.roll.tv

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.